Pirámide de la movilidad

En el Artículo 2, Fracción IV, del nuevo Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México y en el Artículo 6 de la Ley de Movilidad de la Ciudad de México, se fundamenta la pirámide de la movilidad, que es una referencia gráfica sobre la preferencia vial.

El peatón está en la cima de la pirámide

Según el artículo 4 del Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, es “toda persona que transita por la vía a pie y/o que utiliza ayudas externas por su condición de discapacidad o de movilidad limitada”, también se consideran peatones aquellos que utilizan vehículos recreativos como patines o patinetas incluyendo a niños, menores de 12 años, que ocupan vehículos no motorizados.

Ahora bien, el conductor, es aquel que utiliza algún vehículo en cualquiera de sus movilidades. El pasajero, es todo aquel usuario que hace uso de un vehículo sin conducirlo. De igual manera, todos somos peatones y las ciudades deben estar acondicionadas para el tránsito libre de movilidad humana.

Seguido por los ciclistas, que son aquellos conductores de un vehículo de tracción humana a través de pedales. La pirámide de movilidad también se considera sustentable, es un beneficio al medio ambiente el tránsito de los ciclistas, el uso de la bicicleta es considerado un vehículo ecológico, económico, no contaminable y favorable para la salud.

En tercera posición los usuarios del transporte público, en el cuarto lugar los transportistas del servicio de transporte de carga y distribución de mercancías, después por vehículos compartidos como los taxis o motocicletas y finalmente los usuarios de vehículos automotores particulares.

El conductor del vehículo automotor, ocupa el último lugar de la pirámide, el problema radica en los conductores que toman decisiones erróneas previo o durante la conducción de los vehículos particulares. Se recomienda el uso del automotor para distancias de más de tres o cuatro kilómetros, lo ideal es el vehículo compartido en ciudades grandes.

Derechos y obligaciones

Todos los usuarios de cada uno de los distintos escalones de la pirámide tenemos derechos y obligaciones al momento de circular por la vía pública. Existen personas capacitadas por la Secretaría de Seguridad Ciudadana, ellas regulan el tránsito de peatones y vehículos en cruces conflictivos con el objetivo de garantizar la seguridad vial. 

Todos los usuarios de la vialidad, así como los conductores de vehículos motorizados deben responsabilizarse del riesgo que implica para los demás usuarios, por lo que la conducción se debe hacer de manera precautoria y respetando las disposiciones de los Reglamentos de Tránsito de los distintos estados en los que se tiene la movilidad.

En Transportes Calderón, estamos conscientes de la importancia que tienen los demás vehículos, por eso la importancia de la profesionalización de nuestros operadores que con ética transitan entregando mercancía por la República Mexicana y Latinoamérica.